(01) 399-3000 (01) 399-3000

Sobre el Sistema

¿Qué es el Sistema Privado de Pensiones?

El Sistema Privado de Pensiones (SPP) es un régimen administrado por entidades privadas denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), donde los aportes que realiza el trabajador se registran en una cuenta individual. El SPP se creó como alternativa a los regímenes de pensiones administrados por el Estado y concentrados en el Sistema Nacional de Pensiones (SNP).

Fue creado el 6 de diciembre de 1992, a través del Decreto Ley 25897 y tras 25 años, el SPP cuenta hoy con más de 6 millones de personas afiliadas y tiene un rol clave en el crecimiento económico del Perú. Su creación y desarrollo le dio dinamismo y mayor eficiencia a la seguridad social del país.

Fortalezas del Sistema Privado de Pensiones

Los aportes que realiza el trabajador van directamente a su Cuenta Individual de Capitalización, la cual es de propiedad del trabajador para siempre. Es así que, al jubilarse, de los aportes y la rentabilidad generada por la AFP, saldrá su pensión de jubilación. Si en caso el afiliado falleciera, ese fondo se destina a generar pensión a sus beneficiarios o herencia en caso de no tenerlos.
La rentabilidad ganada por las inversiones de los aportes de los trabajadores hace posible que los fondos se multipliquen, mejorando notablemente la pensión que recibirán al jubilarse.
El manejo profesional de las inversiones y las estrictas normas que deben cumplirse al respecto garantizan que el Fondo esté invertido de manera profesional. Así, por ejemplo, obedeciendo al viejo proverbio que indica: "No poner todos los huevos en una sola canasta", el dinero de los trabajadores está invertido en distintas monedas, e instrumentos de inversión, en fondos tanto dentro como fuera del país, diversificándolo y logrando así protegerlo de las crisis.
Las AFP reportan diariamente los ingresos y egresos de los fondos de pensiones a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), entidad reguladora que verifica la información y otorga su conformidad, sin la cual éstas no pueden operar. Las AFP son las únicas empresas que tienen un control de este tipo y de ese nivel de exigencia, lo que garantiza un perfecto funcionamiento del Sistema y un exacto control del manejo de los fondos. Es importante recalcar que el Sistema Nacional de Pensiones (ONP) no tiene este control y tampoco está supervisada por la SBS.
Los afiliados pueden acceder a su cuenta vía online mediante la página web de su AFP, también la podrán recibir mensualmente al correo electrónico o pueden solicitar su envío a domicilio cada cuatro meses. En esos estados de cuenta se muestra con exactitud el monto de los aportes realizados y la rentabilidad ganada, el tipo de fondo en el que se encuentra y en donde está invertido su dinero. (Ver informe de transparencia).
De acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Reforma del SPP, Ley 29903, los afiliados que se incorporan al SPP deberán afiliarse a la AFP ganadora de la Licitación de afiliados (AFP Prima) y permanecer en ella por el plazo de 24 meses contados a partir de la fecha de su afiliación. Dado que PRIMA AFP ofrece la comisión más baja del mercado, la cual recibirá a los nuevos afiliados hasta el 2019.
Sistema Nacional de Pensiones

En el sistema de pensiones de reparto, el aporte de los jóvenes se usa para pagar las pensiones de los mayores de 65 años cada mes. Esta estructura no se sostiene porque hay pocos jóvenes -las familias tienen menos hijos- y los mayores viven más.

En cambio, el Sistema Privado de Pensiones acumula los aportes de cada trabajador y los deposita en su Cuenta Individual de Capitalización, con la cual se financiará su futura jubilación.
Se estima que el 10% del crecimiento del PBI en el Perú se debe a las inversiones de los Fondos de los trabajadores, que ayudan a desarrollar empresa, proyectos de infraestructura, incrementar el empleo y reducir la pobreza. Los fondos de los trabajadores están invertidos en las principales empresas, en los más grandes e importantes proyectos de infraestructura tales como agua, electricidad, puertos, aeropuertos, carreteras, etc. Además, los Fondos de Pensiones de los trabajadores originan un círculo virtuoso formado por: Los aportes de los trabajadores, administrados por la AFP; son invertidos en empresas locales las cuales al tener mayor inversión, expanden su negocio; por lo tanto, demandarán mayor esfuerzo laboral y a la par se crearán nuevos puestos de trabajo. Ese mayor ingreso vuelve a recaer en el afiliado, ya que nuevamente realizará mayores aportes al Sistema y así, se reinicia el ciclo virtuoso.

Una característica fundamental del Sistema Privado de Pensiones es que las AFP mantienen una contabilidad de los fondos de pensiones, en la cual se registran los aportes de los trabajadores y la rentabilidad ganada. Los ingresos y egresos propios de las AFP se contabilizan de manera totalmente independiente y separada. Es decir, existe independencia entre la contabilidad de los fondos administrados y la que corresponde a las AFP, cuyos ingresos son las comisiones cobradas a los afiliados.

Por lo tanto, en caso de disolución de una AFP, los fondos de pensiones no quiebran, siendo trasladados a otra AFP bajo la supervisión de la SBS, para que continúe su administración.

AFILIADO:
Aporte voluntario